Sobre Japón y la idea del apocalipsis

El año pasado, a propósito del terremoto en Haití, le pregunte a los estudiantes de mi clase ¿Si el mundo colapsara y ustedes sobrevivieran a ese colapso, a qué se dedicarían? ¿Qué propósito perseguiría su vida?

Las respuestas fueron emocionantes.  Casi sin excepción, todos los estudiantes hablaron de ayudar, de construir un mundo mejor, de aprender de los errores del pasado,  de formar comunidades armoniosas, de asumir hábitos de vida saludables, en fin,  toda una colección de excelentes y nobles propósitos.  Unos pocos dijeron que seguirían igual pero porque su vida ya, de una u otra forma, la dedicaban a tales tareas.

Pero les dije en ese momento y extiendo mi opinión a los visitantes de este blog,  es necesario que el mundo colapse para comenzar a cambiarlo positivamente?  ¿debemos sentir el horror de la tragedia, el sufrimiento, el desespero para comenzar a cambiar las cosas?

En Japón, una planta nuclear se sale de control y muy seguramente hay ahora cabezas lamentándose sobre lo que se pudo o no haber hecho para evitarlo.  ¿Pero es necesario ver las deformaciones, las quemaduras, la esterilidad del mar y de la tierra para detenernos a replantear nuestra forma de vivir?

El apocalipsis es una idea y como toda idea puede o no llegar a ser tangible.  Para quienes la comodidad, la vanidad y el provecho define su vida, lo más probable es que la idea del apocalipsis llegue a concretarse, porque ante el inminente cambio climático tales preceptos tienden a fracturarse en un abrir y cerrar de ojos.  Para quienes el servicio, la evolución y la armonía definen sus movimientos, no habrá tragedia natural que le haga cambiar sus prioridades.    Un desastre como el de Japón, Haití, Chile o cualquier otro puede destruir nuestras casas, nuestros carros, nuestros lujos e incluso nuestra vida, mas, para los sobrevivientes, ¿Puede un huracán destruir nuestros sueños, puede un temblor destruir  nuestros valores, un incendio nuestras prioridades?    No tengo dudas de que el apocalipsis existe para quienes la respuesta a la anterior pregunta sea Si,  seguramente habrá un apocalipsis para ellos, no solo producido por la fuerza de la naturaleza sino por la alta o baja de los mercados, el resultado de un partido de fútbol o el último paro de transportadores.

Para quienes la repuesta a esas preguntas sea No, jamás habrá un apocalipsis, siempre existirán las oportunidades, siempre una forma diferente de vivir.

Una visión bastante optimista o utópica pensaran algunos, pero…  Es necesario que todo se destruya a nuestro al rededor para empezar a ACTUAR de manera optimista?

Destrucción en Japón

Si ponemos en los buscadores la palabra Ecoaldea, encontraremos cientos de enlaces en todo el mundo de comunidades que, aunque no tengan las respuestas a los retos el presente,  cuando menos lo están intentando y ya comenzaron a actuar de manera optimista para llegar a una forma de vida OPTIMA.    Así el optimismo aparece como el principio de la optimización.Ecoaldea

Ecoaldea

Ibanoc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s