Sobre el alimento y lo que somos.

La segunda actividad a la cual dedicamos más esfuerzo en nuestra vida es la alimentación.  Nuestro trabajo, horarios, espacios y planes están condicionados sustancialmente por la necesidad y el gusto de comer.  Sin embargo, al momento de hacerlo, nos entregamos a una mecánica inconsciente en la que no nos percatamos de que esos bocados de alimento comienzan a ser parte de nosotros.  Así como una vaca está, literalmente, hecha de pasto, nosotros estamos hechos de lo que ingerimos.  Ya en esta óptica se muestra importante escoger muy bien qué cosas van a hacer parte de nosotros.  Nadie comprometería su vida amorosa con una pareja indeseada, nadie quisiera un ser inapropiado compartiendo el mismo espacio y el mismo tiempo.  ¿Dejaríamos entonces, ingresar a nuestro cuerpo y a nuestro ser, algo que sabemos impropio?

Pues bueno, si llama a la reflexión el notar que cada cosa ingerida comienza a ser parte de nosotros, imaginen saber que el alimento no es lo único que ingresa a nuestro cuerpo.  Los ojos y los oídos, también son orificios de ingreso de agentes externos hacia el interior de nuestro ser.  Cada cosa que vemos, cada sonido que escuchamos, nos llena y transforma de igual manera como la comida define las vitaminas, proteínas o carbohidratos de nuestro cuerpo.  Tanto las radiaciones luminosas como las ondas sonoras son también manifestaciones de energía que transforman lo que tocan como una ola en el mar.  Lo ola puede incluso disiparse pero no sin haber movido fuertemente aquello que la detuvo.

¿Comerías carne cruda?  ¿Beberías sangre? ¿Prepararías un coctel de venenos para invitar a tu familia a cenar?  Es lógico y prudente tener un panorama del país y del mundo pero si constantemente alimentamos nuestro ser con el asesinato del día, con el fraude de la semana,  con las comidillas de farándula o los interminables entremeses de atracos, extorsiones y violaciones, inevitablemente nuestro ser comenzará a reflejar miedo, rabia, tensión, impotencia.  No se trata de ser ciegos al mundo, por el contrario, es necesario saber lo que pasa para poder contribuir con las soluciones, pero nuestro alimento debe ser la tranquilidad, la armonía de la naturaleza, la belleza de una pieza musical.  De sobremesa podemos agregar una buena lectura o unos instantes de meditación y no hay mejor postre para nutrir nuestro esencia que una abrazo fuerte a los seres queridos.

El alimento determina lo que somos, así que para ser un instrumento de progreso debemos alimentarnos de progreso.  Si queremos tranquilidad en los hogares, alimentémonos de tranquilidad.  Si nuestro proyecto es arte, alimentémonos de arte.  Si el propósito es tener éxito, alimentémonos de éxito.

No hay fórmula más simple para tener bienestar que alimentarse de cosas limpias y cargadas de alegría.

Partamos entonces por aceptar que todas las cosas que entran a nosotros, comienzan a ser parte nuestra.  Así, se nos hará fácil discernir, en el caso de la comida propiamente dicha, si queremos alimentarnos de sana naturaleza o de marcas vistosas y coloridas con altos contenidos de aditivos derivados del petróleo.   Acompañaremos nuestras horas de comida con música tranquila y no con las noticias.  Buscaremos interactuar con personas que hablen del futuro y no con aquellos que se encarnizan con el pasado de otros.  Sabremos que nutre más nuestro camino una buena lectura de media hora que un domingo entero pasando canales.   En poco tiempo nuestro ser pedirá el alimento de los parques y los juegos deportivos y… mágicamente, veremos óomo nosotros mismos, nos convertimos  en aquello que nos alimenta.

Iván Agudelo Cardona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s