¿Cómo detener la ola invernal?

Por Iván de la Montaña.

La naturaleza funciona perfectamente, aquello que llamamos desórdenes climáticos o desastres naturales no son más que nuestros propios desórdenes psicológicos y desastres sociales.  En Colombia y el mundo, los inviernos son cada vez más fuertes y duraderos por un hecho de la física que pocos parecen percibir y quienes lo conocen no parecen interesados en difundirlo.

La cantidad de agua en nuestro planeta, es y siempre ha sido la misma, el agua no se puede acabar porque simplemente no tiene a dónde ir, por eso mucho más grave que consumirla, es contaminarla.  El ciclo del agua garantiza la disponibilidad de agua para todos los seres vivos pero al romper ese ciclo del agua todos los equilibrios se desbalancean.  Las campañas ambientales desvían la atención sobre el problema del agua hacia los consumidores quienes debemos asumir con nuestra conciencia, la inconciencia del sector industrial y agrario que consume inapropiadamente más del 80% del agua disponible y además de consumirla, la contamina con niveles de toxicidad que no pueden asimilarse.

Aquí sin más preámbulos, se presenta una realidad que es evidente para cualquiera pero parece ocultarse en las necesidades económicas de unos pocos:  Los árboles son el eslabón más importante del ciclo del agua.  Los árboles regulan el clima porque retienen líquido en los inviernos y lo liberan en los veranos.  Un árbol de talla mediana, 20 a 30 metros de altura, puede contener hasta 50o litros de agua.  Con lo anterior, es fácil descubrir que la crudeza de los inviernos es directamente proporcional a la falta de árboles.  Una hectárea deforestada, implica la liberación de más de 500.000 litros de agua.  En el Amazonas, sólo en el Amazonas, se tala a un promedio mayor de una hectárea por hora, lo cual implica que nuestro cielo, debe cargar mucho más de  20.000.000 de litros más de agua, cada día y solo teniendo en cuenta el Amazonas.  No es de extrañarse entonces, que los más de 4.000.000.000 millones de litros de agua que se liberan cada mes, regresen a la tierra en forma de torrenciales, inundaciones y derrumbes.  Tampoco es difícil notar  que el consumo de papel y carne es mucho más destructivo que dejar la llave abierta mientras nos bañamos, ni es difícil darse cuenta que las tragedias de los últimos años no son culpa de las predicciones mayas sino de esa sordera selectiva de la sociedad de consumo que hacia afuera se lamenta por todos los desastres pero hacia adentro le es imposible sacrificar algo de confort en pro del bien común.  Este artículo no requiere más explicaciones, las cifras planteadas, para no alterar a los incrédulos están muy por debajo de las estadísticas reales y  cualquiera de los datos puede comprobarse, no solo por observación directa, sino por unas horas de investigación.

Ahorrar agua no va a solucionar nada, solo posterga lo inevitable.  Si sabes de algún lugar donde se pueda sembrar un árbol, es una de las mejores cosas que se pueden hacer por nuestro planeta.  Si es un árbol de frutas o uno de flores, no importa, cada uno aporta sus bondades, lo importante es repoblar la superficie de los únicos seres capaces de controlar el clima, brindar alimento y descontaminar el agua y el aire al mismo tiempo.   El equilibrio climático del planeta, puesto en el simple y sencillo acto de sembrar un árbol o de otro mucho mucho más simple que es no tumbarlos.

Para ampliar esta información se recomienda el artículo

“Sobre el invierno y el calentamiento global”

Anuncios

4 comentarios en “¿Cómo detener la ola invernal?

  1. Es Simple, y patchamama lo grita muy fuerte, pero como dices nos hacemos los sordos.
    Es tan decepcionante cuando nisiquiere la “autoridades ambientales” pueden hacer algo al respecto, en cmbio otorguen disque permisos de aprovechamiento por doquier, concesiones de agua sin exigir al beneficiario la siembra de árboles en las zonas protectoras de las fuentes hidricas y sanciones que a fin de cuentas no remedia nada.

    Creo que mejor callo, pero lo dejo a su consciencia.

    Ivan Excelente artículo, como siempre de ti hay mucho que aprender, reflexionar y muchos temas interesantes para conversar.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tus comentarios Malejita, te propongo que nos ayudes a difundir el artículo con tus contactos, lo mejor que podemos hacer por ahora es tratar de que muchos se enteren, no como una simple propaganda sino como un conectar de las conciencias hacia un mismo fin

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s