Sembras

sunflowers-489039_640En una parte del día y en un lugar de la historia, nació una planta de girasoles que no quería mirar la luz del sol.  Al contrario de cómo lo hacen las plantas que le dan la cara a al Abuelo Celeste, este girasol perseguía con su nuca la irradiaciones solares y permanecía aburrido porque siempre, a donde quiera que mirara, veía una sombra.  Hasta que pasó un niño y le volteó la mirada.  Desde ese momento entendió que encontrar la luz es cuestión de voltear a mirarla.

Luego se dio cuenta de que le hacía falta mirar la sombra y más fácil se enceguecía mirando la luz que agudizando su percepción entre las sombras, así que decidió vivir en equilibrio y observar una y otra de vez en cuando.

¿Quisieras conocer más ArteSaVia?

afiche

Recibirás una notificación por correo electrónico cada vez que ArteSavia ofrezca una publicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s